3.28.2010

e mail de Ursula Kirsch comentando un escrito sobre el fantasma en el teatro Noh (publicado en revista tokonoma 8) 2002.


Notas para que hable el fantasma

Amalia :
Lo que más se aproxima en el texto al concepto de fantasma de Lacan es la cita de Elliot. Se trata de un concepto clínicamente más preciso de lo que en Freud es la realidad psíquica, o, de lo que comúnmente se llama inconsciente. Es el lugar de la repetición, o de lo que vuelve al mismo lugar. Su misterio radica en que el sujeto desconoce su determinación si no lo lee, si no lo construye en análisis. Suele ser explicado como destino o como arreglo supersticioso, siendo que tiene un fundamento más prosaico en un deseo infantil. Las experiencias aledañas son las de la angustia o de lo siniestro.
En este sentido, efectivamente el fantasma habla en el teatro noh, o casi llega a hablar, si no fuera que el coro, y las costumbres y los buenos modales envuelven todo nuevamente. Si el tema es la muerte de un ser venerado, el anhelo, la dolencia, la piedad y la compasión, son maneras de hacer aparecer el temor ante la propia ambivalencia. Y la escena y la representación estructuran un contenido fantasmático, como la escena del sueño, en lo que radica la fascinación con este género.
Podría decirse que a la idealización japonesa se le sobreagrega la occidental, volviendo el sentido casi ininteligible ? Allí parece ir tu texto, que me gustó mucho. En el punto en que hablás de Lacan, creí entender, que tomás a Lacan en una actitud de desmistificación, lo cual es muy pertinente. Una de esas podrías agregar una frase reenviando a Lacan ya que para él el fantasma habla todo el tiempo, solo hay que animarse a leer. (Con lo cual no va haber psicoanalista que no te invite a hablar sobre el fantasma en el teatro noh, asegurándose no tener que hablar él mismo.)
Ursula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario